Artículo Destacado: Gracias al Dolor

Editorial: Bienvenidos!

Eventos, Charlas, Talleres y Seminarios:
Enseñanza de Meditación

Recomendados de Luciana Cámpora:
Exposición de “Vishuas” Pinturas del Alma

Por favor agregue newsletter@lucianacampora.com a su lista de correos o directorio en su programa de e-mail para no tener ningún problema en recibir futuros números de este newsletter.

 

15 de Marzo, 2009
Vol. I, Número 2


Publicación Quincenal

     

Bienvenido a esta edición del Newsletter de LucianaCámpora.com.

Les doy la Bienvenida a este nuevo número de mi Newsletter quincenal. A través de este espacio continuamos en contacto para compartir visiones esclarecedoras, reveladoras y positivas; así como también las novedades que vayan surgiendo con respecto a libros, eventos, charlas, talleres, seminarios y demás actividades a desarrollarse en Mar del Plata y la zona.

En “El Legado de Merlín” el mago nos dice: “Querer aferrarse sólo a lo bueno equivale a vivir una vida a medias”

El artículo de hoy tiene que ver con esto de pretender vivir una “vida a medias”, cosa que la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a hacer sin darnos cuenta. Generalmente nos oponemos al dolor. No deseamos sentirlo, ni pasar por dificultades, ni experiencias molestas, y vamos por ahí resguardándonos, huyendo, creyendo que de ese modo evitamos sufrir… Pero ¿Qué pasa? Tarde o temprano, la vida nos demuestra que no corremos tan rápido. Pese a los años de práctica, no somos tan buenos fugitivos, e incluso, por vivir huyendo de “lo malo” llega a ser eso lo único en lo que pensamos… y acabamos atrayendo inevitablemente. En algún momento, el dolor nos alcanza. Y entonces… ¿Qué es lo mejor que podemos hacer?
Este artículo trata de eso: ¿Cómo dejar de sufrir cuando no parecemos poder cambiar las circunstancias que nos rodean? ¿Cómo dejar de sufrir en las relaciones difíciles? ¿Cuál es la clave para no sentir más dolor?
Hace un tiempo consideraba una respuesta: la anestesia.
Pero me pasó algo que amplió mi visión. Descubrí una alternativa definitivamente mejor.  Y fue una respuesta doble, la clave para “dejar de sufrir” a la vez que “cambiar la situación” ¡Una sorpresa!
Espero que lo disfruten, de corazón, y puedan descubrir lo mucho que podemos hacer con un simple cambio de percepción.

Que lo disfruten!

Dedicada a tu crecimiento

Luciana Cámpora
Libros y Escritos para tu Desarrollo Personal y Espiritual

 
     
 

Enseñanza de Meditación y Maha Yoga

Días: Todos los primeros y terceros sábados de cada mes, 18 hs.
Lugar: “Om Prema” Daniela esq. Luisa – Sierra de los Padres
Tel: 4631434 . Entrada libre y gratuita

El Centro Shanty Mandir los invita de forma muy especial a recibir una enseñanza tan milenaria como efectiva, que puede practicarse en casa, en el trabajo o en cualquier lugar; para serenar la mente, relajarse, cargarse de energías o simplemente disfrutar de las bondades de la práctica espiritual. Cuando cerramos los ojos y nos concentramos en nuestra respiración, el ritmo de nuestros pensamientos se aquieta, permitiéndonos una mayor claridad mental y aumentando nuestra intuición. A los tres minutos de permanecer en ese estado, se produce el primer cambio físico: nuestro sistema inmunológico se refuerza, y el proceso del envejecimiento se detiene.
Recomiendo estos encuentros en Sierras de los Padres desde mi experiencia de los buenos momentos transcurridos allí, en un clima hogareño y familiar, y el agradecimiento por las enseñanzas recibidas, que siempre practico!

 
     
     

Gracias al Dolor
por Luciana Cámpora


El Mago camina por el bosque con los pies descalzos, mientras los últimos rayos del sol se cuelan por entre los troncos de enormes árboles húmedos y añosos.  Él va experimentando la belleza de la vida, en un estado de absoluta felicidad. Arturo lo observa y se pregunta “¿Cómo puede estar tan felíz, con todas las dificultades que debe enfrentar? Yo me estoy sintiendo horrible ¡odio sentirme así! ¡Si tan sólo pudiera ser como él! …jamás me enfadaría. ¿Cómo puede estar tan felíz, cuando acabamos de pelear?”
Entonces, como si el Mago despertara de repente de un lejano ensueño, su mirada se detiene en los ojos de Arturo. Unos segundos le bastan para entender la perplejidad del muchacho. Como si nada hubiera sucedido entre ambos, comienza a hablar:

 -“Tus sentimientos son los emisarios del Universo, necesitas que existan y te atraviesen para poder interpretarlos y de ese modo reconocer el momento oportuno para realizar cada una de tus elecciones y actos. No hay nada de malo en las emociones que consideras negativas. Todas ellas son mensajeras de tu Voz Interior indicando el tiempo de un Cambio. Podríamos decir que son las semillas de tu crecimiento, el sol y el agua necesarios para tu transformación.
Cuando, en cambio, experimentas emociones “positivas”, ellas te indican que no estás oponiendo resistencia al Amor, que te estás dejando fluir tal y como eres, que estás dando los pasos acertados y avanzas en el objetivo de conocerte. Vienen a contarte que en éste instante, en el momento presente, estás haciendo las cosas bien, estás manteniendo la actitud que te llevará a la manifestación de lo que quieres. Por eso es que no puedes retenerlas. Por eso es que se esfuman rápidamente. Tus estados emocionales no son tu esencia, son señales, indicadores en el mapa de tu vida mientras prosigues el viaje hacia tus ideales. Te avisan cuándo te acercas y cuándo te desvías de quién realmente eres.
Si quieres mantener un estado de felicidad, comienza por conocerte. Obsérvate reaccionar. No te preguntes por qué, si hace un instante eras feliz, ahora no lo sientes… Pregúntate qué pensabas en el momento en que eras feliz, e intenta aplicar ese tipo de pensamientos en el presente.”

Este texto extractado de “El Legado de Merlín: Iniciación a la Magia Espiritual”, me recuerda algo que hube de comprender apenas unos días atrás.
Caminaba por la calle, llevando de la mano a mi hijo de 3 años, en una circunstancia de lo más cotidiana, cuando de repente tuve uno de esos pensamientos repentinos que a todos nos ocurren y que a veces, nos damos a llamar “instantes de iluminación”. Me embargó una ola de comprensión espontánea.
Hacía días me venía preguntando qué ocurría con mi felicidad. ¿Por qué, si yo estaba dispuesta a ser felíz, las demás personas de mi entorno parecían oponerse a mi deseo? El consejo del Mago me parecía lejano y vacío, tal y como se encontraba mi mente. Veníamos atravesando unas semanas complicadas, más bien turbias, y no lograba dar con pensamientos “felices”. Las dificultades parecían no cesar de acrecentarse, y las tensiones y discusiones comenzaban a superar el límite de nuestra tolerancia. Nos encontrábamos inmersos en esa corriente, en ese estado de conciencia, entre el stress y la impotencia, y a punto de matarnos… o explotar, cuando encontré por casualidad (una de esas “casualidades” tan oportunas) una frase anotada y olvidada en un viejo cuaderno: “Nada de lo que se te presenta es negativo, sino que viene a recordarte algo, a enseñarte algo, y a despertar al Mago que duerme en tu interior” Desde los apuntes de “El Legado”, Merlín volvía a hablarme, como le había hablado a Arturo. Pasé las hojas del cuaderno al azar, y volví a posar la vista, esta vez sobre un pensamiento de Deepak Chopra. Decía: “Puede que parezca una paradoja, pero cuanto más turbulentos seamos en nuestro interior, con mayor rapidez nos moveremos en el camino espiritual”.
Al primer golpe de vista no pude vislumbrar nada. Tampoco le conferí demasiada importancia. Más bien lo dejé pasar, aunque pude percibir en mi interior una leve sensación de estarme “perdiendo” de “algo”.
Pasó todo un día. Obviamente la frase siguió merodeando alrededor de algún recodo de mi mente, no del todo consciente. Y entonces, en el momento más inesperado, caminando  por la calle con mi hijito de la mano, sentí el cálido resplandor de esta iluminación súbita, y entonces comprendí. Fue una revelación capaz de cambiarlo todo. Como quien dice: “me cayó la ficha”.
Pude ver que las “turbulencias” de las que tanto me quejara hasta incluso minutos atrás, ante las que había llegado a sentirme impotente, y vulnerable, y víctima; no estaban allí sin sentido alguno, sino que eran oportunidades verdaderas. ¡Eran los medios a través de los cuales podría avanzar! ¡Eran mi forma de adelantar en mi camino espiritual! ¡Eran el modo más rápido y oportuno para que todos los implicados pudiéramos sortear nuestras diferencias y defectos, y alcanzar nuestro más pleno y elevado potencial! Había decidido ser felíz… y se me estaba acelerando el proceso.
“Las relaciones ideales no existen. Somos nosotros quienes debemos crearlas… y para crearlas, para asumirlas, para aceptarlas y recibirlas, debemos transformarnos, debemos crecer. Se necesita de dos (por lo menos) para que una discusión tenga lugar. Debemos aprender a reaccionar con amor ante el otro, para no provocarlo, para no dar lugar a ninguna discusión. Si en cambio reaccionamos con furia o con hastío, inevitablemente generaremos un clima de tensión” Reflexioné.
Todo cerraba. Para crear las relaciones ideales debemos transformarnos. Para transformarnos es que surgen las dificultades. No para soportarlas, …no. Ya había aprendido anteriormente  que el crecimiento no viene al tolerar el sufrimiento, sino al buscar el modo de salir de él, de liberarse. No había captado el “cómo” hasta este momento… Y ahora lo veía. La forma de “salir” del sufrimiento era simple: DEJANDO DE SENTIR DOLOR.
Las ideas se aclararon en mi mente en un santiamén y sentí crecer una cálida y hermosa sensación dentro de mi pecho: ¡era Gratitud! Una Gratitud desbordante, inmensa. Estaba agradeciendo a la vida por lo que tenía, por lo que estaba viviendo, y por la oportunidad que se me estaba poniendo enfrente y que acababa de reconocer. Ya no necesitaba echar culpas, ni buscar escapes, ni sentirme víctima. Estaba ante lo que necesitaba. ¿Circunstancias duras? ¿Obstáculos difíciles? ¿Opiniones encontradas? ¿Sensación de ser incomprendida o no tenida en cuenta lo suficiente? ¿Miedo de que fuera esa mi vida, y no la pudiera cambiar?… Sí, necesitaba de todo aquello, lo necesitaba para crecer y para poder ver de esta manera. El sufrimiento no cesaría mientras no cambiara mi forma de verlo.
No era resignación, ni siquiera aceptación de la desarmonía. No. Era diferente. Era comprensión verdadera. Y “dejar de sentir dolor” resultó más fácil de lo que suponía. No debí “ignorar” los hechos, ni hacer caso omiso del dolor, ni resignarme a sufrirlo, ni revelarme, ni combatirlo, ni alejarme, ni huir. Debí celebrarlo, debí agradecerlo. En cuanto pude agradecer las circunstancias que tenía que vivir, se diluyó todo rastro de sufrimiento… ¡Y me sentí felíz!
En cuanto me sentí felíz, cambié mi propia vibración. Salí del polo de la negatividad y me elevé hacia una visión nueva y positiva en la que el dolor ya no existía. “Lo semejante atrae lo semejante”, mi punto de atracción cambió. Y… ¿adivinen qué? Bastó sólo eso. Como por arte de magia, todo lo que me molestaba comenzó a modificarse.
Me encontré agradeciendo a las personas con las que momentos antes me enfrentaba… y comprendí que las amaba mucho más de lo que creía. Las amaba con el alma, por haberse prestado a servirme, a pasar por tantos momentos incómodos y difíciles sólo para que yo alcanzara esta comprensión, para que yo pudiera crecer y descubrir el modo de ser felíz.  En lugar de la tan acostumbrada impotencia sentí emerger una fuerte sensación de Poder. Era sabia, y fuerte, y los Amaba, y podía cambiar mi realidad, y podía enfrentar todos los demás desafíos que me esperaran, porque ellos estarían allí para dejarme un regalo, para enseñarme algo, para que pudiera crecer más, para hacerme más y más, y más felíz.
Estaba siendo felíz GRACIAS al dolor, no deseando que este se fuera, porque todo estaba en su justo lugar. Y entonces, cuando solté la ansiedad porque las circunstancias cambiaran… ¡estas cambiaron! Mi entorno retornó a la armonía, mis seres amados me respondieron con amor. Y aunque los problemas de fondo no estuvieran aun solucionados, teníamos lo que hacía falta: Teníamos tiempo, y nuestras presencias a veces discordantes, y el amor que nos unió no por azar, sino con el propósito mayor de hacernos avanzar. Aprenderíamos paso a paso, quizás con algunos tropiezos, pero ya sin resentimiento, sino con Gratitud, Confianza, y Amor.


Luciana Cámpora

 

Para más información sobre "El Legado de Merlín", pueden adquirir el libro accediendo a nuestro site www.lucianacampora.com o directamente desde este link.

© 2009 Luciana Cámpora

Te encuentras "atrapado" en esta área?
Envíame tu más importante pregunta sobre este tema; ...te enviaré mi mejor respuesta
a la brevedad: preguntas@lucianacampora.com


QUIERES USAR ESTE ARTICULO EN TU NEWSLETTER O WEBSITE?
Puedes hacerlo, mientras que incluyas la siguiente declaración completa junto con él:

Luciana Cámpora, Escritora. Libros y Escritos para tu Desarrollo Personal y Espiritual. Luciana Cámpora es la autora de libros como El legado de Merlín, Perlas de Paz y Buscando tu Propio Camino a la Verdad. Si sentis que estás listo para iniciar tu Camino de Vida, vivir más plenamente y sentir alegría y plenitud en cada cosa que haces, subscribite a newsletter@lucianacampora.com para recibir quincenalmente artículos, consejos e información sobre eventos, talleres y seminarios relacionados con el desarrollo personal y el crecimiento interior. Para más información visita: www.lucianacampora.com

     
 

Exposición de Pinturas “Vishuas” Pinturas del Alma

“Vishuas” es el nombre espiritual de un artista comprometido tanto con el arte como con el crecimiento interno y el servicio. En sus pinturas se propone “capturar” la esencia vibratoria de los espacios y personas, creando obras que resultan “a medida”, no sólo del entorno sino también, de las necesidades del alma.

Más información en: vishuas-pinturasdelalma.blogspot.com

Desde el 7 de febrero al 13 de abril
En Umma/Catalano – Quintana 252 – Playa Grande – Mar del Plata

 
     

Luciana Cámpora es escritora de libros de autoayuda. Dedica su carrera a la divulgación de mensajes que hacen al desarrollo personal y al crecimiento espiritual.
Desde el sitio www.lucianacampora.com ofrece sus libros en formato de e-books, frases inspiradoras, artículos, y otros regalos para compartir.

     

Publicado por Luciana Cámpora, Libros y Escritos para el Desarrollo Personal

Luciana Cámpora.com
Mar del Plata, Argentina (7600)
+549 223 5 47 10 70

www.LucianaCampora.com

Si están recibiendo este Newsletter es porque participaron del algún evento, adquirieron alguno de los libros o e-books, o se subscribieron a través de la sección “Noticias y Novedades” de mi sitio, www.lucianacampora.com.

Nunca divulgamos, vendemos u ofrecemos su nombre o dirección de e-mail a ningún tercero u organización. Solo recibirá de nosotros mensajes de e-mail conteniendo información solicitada, nuevos artículos quincenales o anuncios sobre nuevos servicios.

Aunque nos gustaría saber de usted, POR FAVOR NO RESPONDA este e-mail o envíe preguntas a esta dirección de e-mail. Simplemente dirija sus preguntas y correspondencia a nuestro website en www.lucianacampora.com y contáctenos desde allí.