Artículo Destacado: La Fe y el Temor

Editorial: Bienvenidos!

Por favor agregue newsletter@lucianacampora.com a su lista de correos o directorio en su programa de e-mail para no tener ningún problema en recibir futuros números de este newsletter.

 

4 de Marzo, 2009
Vol. I, Número 1


Publicación Quincenal

 
     
     

Bienvenido a esta edición del Newsletter de LucianaCámpora.com.


Queridos lectores:

Les doy la Bienvenida a esta primera edición de mi Newsletter
Les comento que el mismo se emitirá en forma quincenal con la finalidad de compartir con ustedes conocimientos, novedades, curiosidades, libros, eventos, charlas, talleres, seminarios y demás actividades a desarrollarse en Mar del Plata y la zona.
Mi meta es que las formas más luminosas de pensamiento se difundan, a fin de que todos podamos ponerlas a prueba en el sendero de nuestro crecimiento, expansión y búsqueda de la libertad y bienestar personal, por lo que desde ya deseo se sientan libres de compartir con sus familias, amigos, socios, compañeros de trabajo o de camino, todo lo que puedan encontrar en este número.

El artículo que deseo compartir en esta oportunidad es un extracto del libro “El Legado de Merlín” (que estará próximamente disponible). Tiene que ver con ese monstruo que a todos se nos presenta en algún (o algunos) momentos de la vida, saboteándonos el entusiasmo y la visión realista, y haciendo que más de una vez retrocedamos en el camino, dejemos de lado una buena oportunidad o simplemente, nos releguemos, quedándonos con las ganas de hacer eso que en realidad queremos hacer. A estas alturas creo que saben a qué me refiero. Deben haber imaginado que estoy hablando del Miedo.
El miedo tiene ese poder de encaramarse por sobre todas las cosas que consideramos importantes, empequeñeciéndonos y haciéndonos creer que “no podemos”.
Un Maestro, cualquiera sea su sendero espiritual, llamémoslo Gurú, Chamán o Mago,  nos instaría a desoír esa traicionera vocecita en pos de explorar y conocer los límites de nuestro Poder, explorarnos  y conocernos a nosotros mismos, para saber a ciencia cierta hasta dónde somos capaces de llegar si sorteamos este primer y único gran obstáculo.
El artículo de este número nos plantea una reflexión acerca de este tema. Enmarcada en una aparente escena cotidiana entre dos personajes de leyenda: el Mago Merlín y su discípulo Arturo, hay una lección que nos atañe a todos: el modo de transformar el temor en Fe, y la Fe en fuerza de acción.

Que lo disfruten!

Dedicada a tu crecimiento

Luciana Cámpora
Libros y Escritos para tu Desarrollo Personal y Espiritual

 
     

La Fe y el Temor
por Luciana Cámpora, extractado de "El Legado de Merlín"


Comenta Merlín:

Debes adentrarte en ti y reconocer tus verdaderos deseos, tus desafíos y tus limitaciones. Puedes pensar por ejemplo, en tus miedos, en la forma en que éstos aparecen ante ti y te sorprenden, te inmovilizan, te demoran. Piensa en la cantidad de cosas que has dejado de hacer a causa del miedo. Piensa en los momentos y oportunidades que llegaste a desperdiciar por no tener el conocimiento de que esos miedos no te hacen a ti, sino a tu mente; por vivir en la creencia de que eres lo que dicta tu mente.
Pues no eres eso, comienza ya a creerlo, porque creer en lo “improbable”, en lo “invisible”, es necesario para creer en la Magia. ¿Qué Magia crees que es posible si en lugar de Fe tienes miedo? ¿Qué palabras de Poder podrás emitir, qué podrá responder el Universo, si las emites dudando de ese Poder? No hay órdenes, ni conjuros de ningún tipo, ni encantamientos que funcionen para aquel que intente utilizar la Magia desconfiando de sí mismo.

Te contaré una historia. Recuerdo, una oscura noche de verano, Arturo llegó corriendo hasta mí, agitado y pálido. Apenas podía balbucear cuál era el motivo de su espanto mientras intentaba recuperar el ritmo de su respiración. Por entonces era apenas un muchacho, jugando a probar su valentía, como suelen hacer los muchachos a su edad. Se había creído lo suficientemente fuerte y lo suficientemente “hombre”, para adentrarse solo en la penumbra del bosque... pero algo lo había asustado y hecho correr de vuelta hasta el camino. Ahora estaba aquí, delante de mí, temblando.

– ¿Qué sucedió?- Hube de preguntarle.
– ¡Vienen los dragones! – respondió - ¡Hay dragones en el bosque!
– Pero... ¿Qué te hace pensar que hay dragones? ¿Los has visto?
– No... estaba oscuro, oí sus rugidos, estaban cerca, entre los árboles ¡Debes creerme!
– Hum... Hace mucho que no hay dragones en éstos bosques. Bueno, vamos a cerciorarnos – dije, tomé mi báculo y comencé a encaminarme hacia el bosque. Arturo dudó unos instantes.

Al ver que yo mantenía mi resolución, decidió seguirme. Sentí detrás de mí sus pasos sigilosos.

Anduvimos un largo rato sin encontrar rastros, ni oír rugidos, y poco a poco el temor de Arturo fue menguando. Ahora, sólo estaba atento a cualquier señal.
De pronto, un estrepitoso sonido hubo de sobresaltarnos. ¡Qué es eso! Nos miramos, y en los ojos del niño vi brillar una nueva luz… una ráfaga de confianza y poder.
Otra vez nos sorprendió el sonido, un chirrido agudo seguido de otro más sordo... y algo que parecía arrasar con árboles enteros a su alrededor.
Corrimos con cautela hasta donde pudiéramos ver lo que era. Suspiramos con alivio... el “dragón” que asustara a Arturo, no era sino una inmensa rama de pino que, desgajada del tronco, había terminado su recorrido en el suelo. Seguramente había estado colgando allí, sacudida por el viento y chirriando durante horas, golpeando a otras ramas en su cercanía, antes de ceder a la propia fuerza de su peso.
Minutos más tarde, mientras descansábamos sentados sobre esa misma rama, recordé la fuerza en la mirada del niño y entonces le pregunté:

– ¿Qué pasó con tu miedo? Ese mismo ruido te había hecho volver corriendo, y mírate ahora, erguido y valiente ¡enfrentándote a él! –
– Es que ahora estoy contigo – replicó un tanto azorado.
– ¿Y cuál es la diferencia?
– Es que tú puedes protegerme de cualquier peligro…
Di una palmada en el hombro al muchacho:
– Yo no podría garantizarte protección si en verdad hubiera dragones en las inmediaciones del bosque –
– Pero tú... sí puedes! ¡Conoces el bosque y tienes Poderes!
– No querido amigo, te equivocas. Yo no he quitado tu miedo, el Poder lo tienes tú. Desconfiaste de ti, y el temor te hizo crear “dragones”, amenazas y peligros que ya vez, no existen... pero no porque estés conmigo. Crees que nada puede hacerte daño, te sientes protegido, entonces, ¡no tienes nada que temer! La diferencia está en lo que tú crees –
– Pero yo... de verdad creí... –
– Sí, creíste oír dragones. Todo lo que creas será verdad para ti, porque esa es la forma en que funciona tu mente. Cuando instalas en ti una creencia entonces dejas de dudar, no concibes que pueda existir otra alternativa. Tú lo crees, suficiente. Aquello que creas que es real, pondrá los límites en tu percepción y las ideas en tu mente. A eso reaccionarás, pues no cabrá para ti mayor verdad, ni ninguna otra alternativa. ¿Comprendes?

Antes reaccionaste al miedo, volviendo a andar tus pasos para retornar a lo que te sugería “seguridad”. Luego, experimentaste la Fe, y de allí salió tu coraje. Sentiste que nada malo podía ocurrirte, confiaste en el Bien. Viviste ese Bien, aunque él no fuera del todo certero, porque para ti existía. Siempre que tú lo creas, existirá el Bien... y no porque yo esté a tu lado, sino porque al pensar de esa manera, lo estarás invocando. Estás informando a los Dioses que lo deseas y que sabes que allí está para ti, entonces ellos no pueden negártelo.
Ambos estamos expuestos a los mismos peligros dentro del bosque. La diferencia entre tú y yo, es que tú no confías en ti aún, y yo sí. ¿Hubieras vuelto hasta aquí si de verdad creyeras que podíamos toparnos con los dragones? –
El muchacho mantuvo silencio, pensativo. Inmerso en sus cavilaciones, estaba preguntándose a sí mismo de dónde surgía su valor. Empezaba a comprender que, si cambiaba las creencias en su mente, sería capaz de mantener la calma, incluso ante la furia de un dragón.

Lo mismo te recomiendo a ti, amigo. Si tú eliges convertirte en un Mago, reconoce a esos “dragones” que viven dentro de ti mismo. Según sientas que te atreves a enfrentarlos, descubrirás con asombro y liberación, que jamás han existido, que éstos eran proyecciones del temor. El temor se desvanece ante la Fe, como la noche deja de serlo al salir el Sol.
No existen motivos para el temor, más allá de lo que creas en tu mente. Cuando alcances a trascender éste aspecto de ti mismo, verás todas las posibilidades desplegadas en el Gran Libro de la Vida. Lee esa sabiduría en tu corazón, la fuente de toda tu pureza. En él hallarás hacia dónde dirigirte, qué dirección tomar. Cuando veas que los senderos se bifurcan, mantén en tu mente la duda, deja que tu corazón se exprese. Verás que aquello que más deseas, aquello que en verdad anhelas, suele presentarse como el camino más empinado, el más arriesgado y difícil, el más sembrado de obstáculos, donde debas probar tu coraje y tu fortaleza. Que sea para ti un desafío. Si te mantienes con constancia cuesta arriba, en algún momento llegarás a la cima. Si orientas tu camino a través de la Fe, no encontrarás impedimentos para crear la Magia en tu vida.

Extractado de “El Legado de Merlín”

Luciana Cámpora

Para más información sobre "El Legado de Merlín", pueden adquirir el libro accediendo a nuestro site www.lucianacampora.com o directamente desde este link.

© 2009 Luciana Cámpora

Te encuentras "atrapado" en esta área?
Envíame tu más importante pregunta sobre este tema; ...te enviaré mi mejor respuesta
a la brevedad: preguntas@lucianacampora.com


QUIERES USAR ESTE ARTICULO EN TU NEWSLETTER O WEBSITE?
Puedes hacerlo, mientras que incluyas la siguiente declaración completa junto con él:
Luciana Cámpora, Escritora. Libros y Escritos para tu Desarrollo Personal y Espiritual. Luciana Cámpora es la autora de libros como El legado de Merlín, Perlas de Paz y Buscando tu Propio Camino a la Verdad. Si sentis que estás listo para iniciar tu Camino de Vida, vivir más plenamente y sentir alegría y plenitud en cada cosa que haces, subscribite a newsletter@lucianacampora.com para recibir quincenalmente artículos, consejos e información sobre eventos, talleres y seminarios relacionados con el desarrollo personal y el crecimiento interior. Para más información visita: www.lucianacampora.com

     
 

Luciana Cámpora es escritora de libros de autoayuda. Dedica su carrera a la divulgación de mensajes que hacen al desarrollo personal y al crecimiento espiritual.
Desde el sitio www.lucianacampora.com ofrece sus libros en formato de e-books, frases inspiradoras, artículos, y otros regalos para compartir.

 
     

Publicado por Luciana Cámpora, Libros y Escritos para el Desarrollo Personal

Luciana Cámpora.com
Mar del Plata, Argentina (7600)
+549 223 5 47 10 70

www.LucianaCampora.com

Si están recibiendo este Newsletter es porque participaron del algún evento, adquirieron alguno de los libros o e-books, o se subscribieron a través de la sección “Noticias y Novedades” de mi sitio, www.lucianacampora.com.

Nunca divulgamos, vendemos u ofrecemos su nombre o dirección de e-mail a ningún tercero u organización. Solo recibirá de nosotros mensajes de e-mail conteniendo información solicitada, nuevos artículos quincenales o anuncios sobre nuevos servicios.

Aunque nos gustaría saber de usted, POR FAVOR NO RESPONDA este e-mail o envíe preguntas a esta dirección de e-mail. Simplemente dirija sus preguntas y correspondencia a nuestro website en www.lucianacampora.com y contáctenos desde allí.